... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

No a la mina submarina Don Diego

Posted by Ejecutivos BCS on 13 Ee octubre Ee 2015 a las 19:35

Amables lectores ¿ustedes se imaginan un barco remolcando un contenedor haciendo surcos de siete metros de profundidad en el subsuelo marino del Golfo de Ulloa, frente a las costas de San Juanico, en el Pacífico sudcaliforniano, con el pretexto de extraer fosforita para fabricar fertilizantes, durante un periodo de 50 años?

 

Pues ese es el aparente motivo del proyecto Dragado de Arenas Fosfáticas Negras en el Yacimiento Don Diego y digo aparente porque recientes revelaciones científicas me hacen pensar que además de fosforita su promotora, la estadounidense Odyssey Marine Explorations, una empresa dedicada a la búsqueda de tesoros, pretende algo más, como por ejemplo, uranio, que si bien no es oro, es tanto o más valioso que éste debido a su escasez en el planeta y su utilización en la industria nuclear.

 

¿Fantasía, especulación? No lo digo yo, lo he escuchado de expertos que se oponen al proyecto que recientemente fue sometido al escrutinio público nuevamente en una segunda reunión informativa celebrada en Ciudad Constitución, municipio de Comondú.

 

Sí, una segunda reunión, porque la Semarnat tuvo que convocarla como parte del procedimiento de la nueva evaluación de la manifestación de impacto ambiental solicitada por la empresa, luego de que la primera no tuvo resultados en vista de que Odyssey Marine Explorations retiró su proyecto dos días antes de que fuera calificada, bajo la sospecha de que iba a ser rechazada. Una argucia legal que le sirvió para ganar tiempo y presentar una nueva manifestación supuestamente más completa, pero que igualmente fue repudiada y cuestionada por la mayoría de los asistentes a la reunión efectuada la semana pasada.

 

Empero, más allá de la especulación de que se buscan otros elementos químicos además de la fosforita, lo cierto es que se trata de un proyecto polémico porque se ubica en una zona riquísima en biodiversidad, una zona pesquera por excelencia, un lugar elegido por quelonios, ballenas y otros mamíferos marinos como su hábitat.

 

Una zona pesquera que genera productos con certificación internacional por su inocuidad, que es sustento de cientos, tal vez miles de pescadores ribereños que son injustamente acusados de depredar a las tortugas amarillas.

 

Una zona santuario de la ballena gris que hoy por hoy representa una alternativa ecoturística para las comunidades pesqueras de la costa oeste de Baja California Sur.

 

Sorprende la incongruencia de las autoridades federales, que por un lado pretenden crear un área natural protegida denominada islas del Pacífico y ahí mismo otorgan una concesión inédita a nivel nacional para la explotación de una mina submarina.

 

¿De verdad vale la pena, provocar un desastre ecológico para extraer fosforita, o buscan otra cosa? ¿de verdad vale la pena poner en riesgo la actividad pesquera de la zona por 80 empleos que son los que generaría la empresa gringa, con filial mexicana y ahora asociada con Altos Hornos de México? ¿de verdad vale la pena poner en riesgo la salud de los consumidores de especies de pesca que podrían resultar contaminadas por los efectos del dragado y la devolución de sobrantes de metales pesados al mar?

 

El sentido común indica que no, definitivamente no se justifica este proyecto porque no es sustentable ni económica ni ambientalmente.

 

El Consejo de Desarrollo Sustentable de Baja California Sur, integrado por los sectores académico, científico y social, ya dio su veredicto al igual que muchos ciudadanos, algunos de ellos expertos en distintas ramas que tienen que ver con el proyecto, que cuestionan las omisiones y la falta de estudios que comprueben que no habrá efectos negativos sobre el ecosistema o determinen medidas de mitigación.

 

Hoy las autoridades locales y la sociedad está volcada en contra del proyecto minero Los Cardones por el riesgo que representa para la Sierra de la Laguna, fuente de abastecimiento de agua potable de los municipios de La Paz y Los Cabos, pero bien haría en voltear su mirada al noroeste del estado, hacia el Pacífico sudcaliforniano, cuyo potencial no está en la depredación del subsuelo marino, sino en el fortalecimiento de la actividad pesquera y el mantenimiento de un hábitat que ya demostró que puede ser aprovechado desde el punto de vista ecoturístico.

 

Sus comentarios a [email protected]

Categorías: Redes, por Raymundo Leon V.

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios

Revista Actual en Línea

Canal de Noticias Los Cabos BCS

Canal de Noticias  -  OOMSAPAS

Counter