... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

FILEMON CECILIO PI�EDA CONTRERAS

Posted by Ejecutivos BCS on 20 Ee febrero Ee 2012 a las 17:20

Poeta de Sudcalifornia

(1868-1922)

 

Por Aldo Piñeda Geraldo

 

Filemón C. Piñeda Contreras, nace en el bello puerto de la Paz, Baja California Sur, el 22 de noviembre de 1868. Ciento cuarenta y tres años han pasado desde que nació el poeta autodidacta, hombre de sudcalifornia con pasión por las letras, el arte y amor por su querida tierra natal. Se casó con Victoria Chacón Meza y procrearon nueve hijos; Roberto, María Estrella, Rosalba, Raúl, César, Cecilia, León, Guillermina y el menor Fernando, todos oriundos de la ciudad de la Paz.


Filemón Piñeda, poseía una cultura universal que por supuesto dejó registrada en las páginas de la historia del arte literario porteño. Perteneció a la respetada logia masónica los fieles obreros de la Baja California, fundada en 1869. Esta logia tenía la creencia en el gran arquitecto del universo, reconocimiento de las tres grandes luces de la masonería a saber: el libro de la luz sagrada, la escuadra y el compás. Adicionalmente, la masonería no es sectaria y no permite por lo tanto, discusiones sobre la religión, ni sobre política militante. Tal fue el conocimiento y la disciplina del poeta sensible por el ennoblecimiento de los seres humanos, por la libertad, la tolerancia, cantor de lo sublime, de lo bello, de la verdad y de la fraternidad por su pueblo de sudcalifornia.


El poeta obtuvo el grado 33° de la respetada logia masónica. Así mismo, llegó a tener la biblioteca más grande en aquel tiempo territorio, fue tenedor de libros (contador público) de las principales casas comerciales como fueron: La Perla de la Paz, la desaparecida torre Eiffel de las firmas Ruffo y González. E igualmente, fue tesorero general del gobierno de Agustín Arriola. Escasos son los estudios que se han realizado del poeta Filemón Piñeda de sus 150 obras poéticas que heredó al pueblo de sudcalifornia. Mencionaremos algunos poemas que escribió con tinta verde su color favorito: Siempre esclavos, adelante, un ideal, latidos, escala de amor, siempre viva, mi soberana, suspiros, niñas, morena o rubia, serenata, a mi madre, a una gaviota, mi consuelo, acibar, mensajero sublime, sonríe, a una Magdalena, A.R., mogoteña, triunfo de lo negro, heliotropos, romance, los cardones, mirando al cielo, preludios, callidafornax, eucarístico, solsticial, bahía Magdalena, a México, al trabajador, borrante, un angosto callejón, labor. A continuación los invito a leer una de la obras literarias que nos heredó Filemón Piñeda, quien nació para ser poeta.

 

LOS CARDONES

 

Esos gigantes de la vieja CállidaFórnax

se esparcen por los campos mudos;

y con sus toscos órganos desnudos,

se antojan reyes de una flora escuálida.

 

Muchas veces han visto esos robustos,

encarados con hórridas tormentas,

caer en su redor las cenicientas

ramas de los débiles arbustos.

 

Y morir como niños en sus cunas,

por el designio de la suerte acerba,

los vástagos flexibles de la hierba,

al contacto del vaho de las dunas.

 

Mas saben que si ingrata la natura negó

policromía a los montes

por donde discurrieron los Guaycura,

fue para llevarlos a la albura

que el crepúsculo halló en los horizontes.

Cuando el sol coge airoso la paleta para

pintar aquel milagro de arte,

en el cual toma el mar valiosa parte,

¿Qué mortal no se inspira y es poeta?

 

Los cactos, cual si fueran pensadores

en ese instante en que ausenta el día,

dieron vuelo a su lenta fantasía,

produciendo estas cántigas sus flores.

Pocos después, como a través de un velo

Como el que cubre femeniles caras,

en vez de los cactos, ostentaba el suelo

este conjunto de siluetas raras:

 

La de una exposición de calendabros

las de legión de bípedos macabros

que se acercaron al morir la tarde;

las de columnas de vetustos puentes

con los cuales el tiempo acabará;

las de una romería de creyentes

que alza los brazos implorando a Alá;

las de ahorcados que infesten los caminos;

las de aztecas que esgrimen sus macanas;

las de masas compactas de beduinos

que corren a atacar las caravanas….

Y entre tantas siluetas que he pintado,

sobresalía, del madero fijo,

la santa y venerada del Dios Hijo

con Longinos hiriendo su costado.

 

Más todos esos cánticos inexactos

producto de la ardiente fantasía,

que los conserva la memoria intactos;

fueron borrados por el nuevo día,

imperando el contorno de los cactos.

 

Y como lo escribió el maestro Armando Trasviña Taylor: Filemón Cecilio Piñeda Contreras, es el primero de los grandes poetas de Baja California Sur. Además, uno de los más cultivados, ya que su obra literaria demuestra un dominio íntegro de los movimientos literarios contemporáneos, se le califica como poeta del romanticismo y por el otro lado el neoclasicismo. Muere el 17 de mayo de 1922, a la edad de 54 años de un paro cardiaco. En el cementerio de la Paz, se puede ver en la cripta el símbolo de una lira, instrumento musical de cuerdas usado por los griegos, que tiene como significado el genio poético, el arte de hacer los versos y por supuesto la cultura universal. Para finalizar, rescatemos a los hombres destacados e ilustres y proponer al Municipio de la Paz, diseñar un proyecto cultural encaminado a festejar y rendir los reconocimientos a la intelectualidad sudcaliforniana, través de espacios como pueden ser: foros, conferencias, publicaciones, investigaciones, videos, efemérides a través de un calendario de aniversarios. Así mismo, la propuesta de un museo municipal de LOS HOMBRES ILUSTRES DE SUDCALIFORNIA. Iniciemos con el poeta Filemón C. Piñeda, su festejo el 22 de mayo de 2012.

Categorías: Ejecutivos BCS Febrero 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios