... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

BCS, ENTRE LA CONSERVACION Y EL DESARROLLO

Posted by Ejecutivos BCS on 25 Ee mayo Ee 2012 a las 11:35

Megaproyectos causan polémica en la entidad

Ong’s reclaman crecimiento ordenado

Por Gladys Rodríguez Navarro

Baja California Sur, un estado atractivo por su riqueza biológica, escasa población y calidad de vida, se posiciona como un destino preferido de inversionistas, pero como un sitio protegido también por quienes alertan sobre el peligro de un crecimiento desordenado y daños potenciales a sus ecosistemas.

Así, en la entidad más joven del país, las noticias al menos de los últimos diez años sobre grandes inversiones, han generado controversia en la población, provocando que universitarios, profesionistas, investigadores y ambientalistas se pronuncien por la protección de los recursos naturales de Baja California Sur y por un crecimiento ordenado.

Con la experiencia boom turístico de Los Cabos y el aval de los gobiernos de los tres niveles, inversionistas han mostrado interés particular por construir complejos turísticos en zonas costeras de toda la entidad, aunque a raíz del incremento del precio del oro, también han llegado compañías mineras.

En la administración de Narciso Agúndez (2005-2011), se habló de al menos 44 proyectos turísticos-inmobiliarios. Aunque vigentes algunos, buena parte retrasados debido a la crisis económica, y ampliamente cuestionados por científicos, ambientalistas y diversos sectores.

Organizaciones como Niparajá, Costa Salvaje y Greenpeace critican la intención de seguir impulsando un turismo de masas en un estado con ecosistemas únicos y frágiles y con serios problemas de abastecimiento de agua. A la fecha, la polémica se acentúa en los megadesarrollos Paraíso del mar y Cabo Cortés, y se ha extendido a dos proyectos mineros: Concordia y La Pitalla.

“Paraíso del Mar” daña manglares

Paraíso del Mar fue el primer megadesarrollo cuestionado. La razón fue su ubicación en una zona de dunas y manglares frente a la bahía paceña, que servía de protección contra huracanes. En 2004 el Congreso local autorizó la venta del predio de 350 hectáreas --propiedad estatal-- en 12 pesos el metro cuadrado, lo que inició las críticas.

Con todo, su construcción comenzó a finales de 2006, pero enfrentó seis años de litigios ambientales, además de la crisis económica que motivó el retiro de capitales, según informó el promotor Luis Cano Hernández, quien también culpó a los ambientalistas. Sólo avanzaron 10 por ciento.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) anunció hace unos días que se ratificó la resolución de un Tribunal Federal que en 2010 anuló la autorización ambiental (otorgada por la Semarnat) al detectar inconsistencias, como el permiso para la tala de una hectárea de manglar y la construcción en un área de alta fragilidad.

El desarrollo opera con el campo de golf, algunos condominios y un restaurant. Cano Hernández, aseguró que siguen buscando inversionistas y examinan estrategias para seguir la defensa del proyecto. En tanto, Cemda urgió a la autoridad federal a suspender toda actividad en la zona.

“Cabo Cortés” amenaza arrecife coralino

El megadesarrollo Cabo Cortés –de la española Hansa Urbana- recibe las mayores críticas, pues contempla la construcción de más de 27 mil cuartos de hotel (una oferta similar a Cancún), en una zona vecina al arrecife coralino Cabo Pulmo, considerada la reserva marina más saludable del planeta. Mantiene una autorización parcial otorgada a inicios de 2011.

El caso de Cabo Cortés provocó la movilización de especialistas y organismos internacionales en defensa del ambiente. A petición de expertos, una misión de la Unesco y de la Convención sobre Humedales (Ramsar) visitó el parque marino y se llevó opiniones técnicas sobre el mismo. El asunto también lo analiza el Senado de la República.

En opinión de Judith Castro, habitante de la localidad y presidenta de la Asociación Amigos por la Conservación de Cabo Pulmo, el poblado –de unos 120 habitantes— “no necesita un proyecto como Cabo Cortés”, pues estima que con los cuartos de hotel autorizados, el área tendría cerca de 120 mil nuevos habitantes, provocando una demanda de servicios y un crecimiento tal que terminaría por deteriorar el arrecife.

“Necesitamos un desarrollo acorde con el medio ambiente y que traiga sólo los empleos que se necesitan, no uno que acabe con lo que hemos conservado durante muchos años”.

Para Alejandro Olivera, coordinador de la campaña océanos y costas de Greenpeace, Cabo Cortés es un ejemplo del “turismo depredador” que el gobierno federal impulsa. Sostiene que contrario a ello, habría que promover un desarrollo turístico que aporte riqueza a las comunidades asentadas en la zona, pero sin afectar ni agotar los recursos en pocos años.

Regresa la fiebre del oro

A la polémica sobre el desarrollo del estado, se suman los planes de compañías canadienses que pretenden operar dos minas a cielo abierto, al sureste de La Paz. Cada una prevé operar su mina por cerca de diez años. En conjunto, extraerían alrededor de 80 millones de toneladas de oro y ofrecen unos 700 empleos directos en la zona. Han recibido críticas por la posible contaminación de los mantos acuíferos, además de riesgos a la salud.

Concordia/Vista Gold, posee una autorización de impacto ambiental (conseguida en 1997 y vigente hasta mayo 2012), aunque no cuenta con autorización de cambio de uso de suelo. No obstante, Héctor Araya, director del proyecto, informó que la compañía Invecture Group buscará los permisos. La compañía pagó 2 millones de dólares para la opción de compra del 60 por ciento de las acciones en Concordia, que se ejercerá según avancen en las autorizaciones.

La Pitalla/Argonaut Gold, presentó en el mes pasado el proyecto en consulta pública, donde se evidenció un rechazo mayoritario, pues especialistas advirtieron del riesgo de contaminación al acuífero, daños a la salud por el uso de sustancias tóxicas y la incompatibilidad con el plan de desarrollo urbano de La Paz, que tiene como prioridad el desarrollo del turismo y la agricultura, y no la minería.

Sugieren modelo de desarrollo ordenado

Roberto Espinosa de Los Monteros, director de la asociación local Niparajá y especialista en manejo de zona costera, consideró que ante la polémica que surge con cada proyecto de gran inversión en la entidad, “hace falta la integración de los diferentes sectores de la sociedad entorno a una misma visión de estado”.

Refiere que el modelo de desarrollo inmobiliario actual en zona costera “es insostenible”, por el crecimiento de población y demanda de servicios, una dinámica que termina –dice-- por acabar con las bellezas naturales que se promocionan, además de poner en riesgo la disponibilidad de agua.

“Se requiere contar con un modelo de desarrollo adecuado a la entidad. Porque parece que la apuesta es a la inversión típica de otros estados y con modelos que funcionan, pero sólo en el corto plazo”, sostuvo.

Baja California Sur, entidad de contrastes

Así, Baja California Sur enfrenta el reto del desarrollo de un estado extenso –74 mil kilómetros— y por su riqueza biológica, con el 40 por ciento de su superficie protegida bajo alguna categoría. Con la menor población del país –637 mil habitantes--, pero que registra un crecimiento anual del 4.0%, la tasa más alta después Quintana Roo.

Derivado del boom turístico, el estado se posiciona como el destino favorito de la migración interna. Cifran del INEGI revelan que Baja California Sur tiene el saldo neto migratorio más alto del país. En el 2010 arribaron 74 mil personas para asentarse en la entidad.

Se agrega su aridez, escasez de lluvias y su baja disponibilidad de agua dulce. Mientras que el agua renovable per cápita en esta región es de mil 234 metros cúbicos por habitante al año, en la península de Yucatán es de 7 mil 294 metros cúbicos. En contraste, Baja California Sur posee la mayor cantidad de litorales del país, más de 2 mil kilómetros de costas.

Categorías: Ejecutivos BCS Mayo 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios