... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

INSTITUTO NACIONAL DE ANTROPOLOGIA E HISTORIA (INAH): GUARDIAN DEL PATRIMONIO CULTURAL DE MEXICO Y DE BAJA CALIFORNIA SUR

Posted by Ejecutivos BCS on 1 Ee octubre Ee 2012 a las 11:25

Por Aldo Piñeda Geraldo*


El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), fue creado en 1939, por el presidente Lázaro Cárdenas, el “tata”. Durante 73 años, ha difundido ampliamente la herencia cultural del país por medio de la investigación, conservación, recuperación, protección y divulgación del patrimonio paleontológico, arqueológico, antropológico, etnográfico, monumentos históricos e historia a lo largo y ancho del país. El INAH, custodia aproximadamente 173 sitios arqueológicos, 114 museos, entre ellos están los nacionales, regionales, comunitarios y de sitio. Así mismo, tiene 31 representaciones en cada estado de la República Mexicana. México, ocupa el primer lugar en América y el quinto en el mundo por el mayor número de sitios del patrimonio mundial de la UNESCO. De acuerdo con la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) se concibe por patrimonio cultural inmaterial los usos, representaciones, expresiones, conocimientos y técnicas junto con los instrumentos, objetos, artefactos y espacios culturales que son inherentes a las comunidades, los grupos y en algunos casos los individuos, para que reconozcan íntegramente su patrimonio cultural.

Baja California Sur, está reconocida por ser uno de los sitios privilegiados en cuanto a lo que es el patrimonio natural y cultural. Entre ellos están el patrimonio paleontológico de la fauna y flora del pasado de mamuts, caballos, armadillos, tortugas, ballenas, delfines y todo tipo de especies de la fauna marina y terrestre.

Por otro lado tenemos, la Sierra de San Francisco que ha sido catalogada como patrimonio mundial por la UNESCO, como reserva de la biosfera del desierto de Vizcaíno. Las pinturas rupestres de la Sierra de San Francisco y la Sierra de Guadalupe, con una datación de 7000 años y que tiene categoría como arte rupestre, con criterios (i) (iii). Se declaró como patrimonio cultural mundial en 1993. Aquí, quiero resaltar la escritura prehispánica que dejaron tallada en piedras los grupos prehispánicos en los miles de petroglifos (símbolos, diagramas, dibujos, figuras sobre aspectos astronómicos) que se distribuyen en el área central del desierto peninsular. De igual forma, la entidad peninsular se ha considerado como un nicho geográfico de la emigración de grupos de cazadores, recolectores, concheros y pescadores de las más antiguas del continente americano. Por otra parte, tenemos los tesoros de la arqueología subacuática donde se ocultan joyas sumergidas en el Golfo de California y en el Pacífico, que fueron saqueados por los españoles, navegantes y piratas.

Adicionalmente, es un orgullo para Baja California Sur el Museo Regional de Antropología e Historia, que se remonta hacia el año 1943, que lo conformaron y formaron los primeros exploradores sudcalifornianos de cepa y arraigo. El museo de Telecomunicaciones, el de Historia Natural, el de la Ballena, el de Todos Santos, el de la Minería de Santa Rosalía, el de las Misiones Jesuíticas de Loreto, el Comunitario de Santa Martha, el Museo de Arte Rupestre de San Ignacio y faltaría agregar el museo de los hombres ilustres sudcalifornianos que nunca se cristalizó en un proyecto cultural. Por otra parte, tenemos los monumentos históricos de las misiones y otros inmuebles de carácter histórico, localizados en el municipio de la Paz, San Antonio, El Triunfo, San José del Cabo y Cabo San Lucas.

En este orden de ideas poseemos manifestaciones culturales vigentes en los pueblos, donde la identidad aún se manifiesta con sus expresiones del lenguaje (el habla popular), la música de antaño que nos heredaron los gachupines, soldados, vaqueros, pescadores y artesanos, que actualmente al ritmo del tololoche, la redova, la guitarra y el acordeón se manifiestan en los bailes, bodas y quinceaños en los lugares más apartados de la península. En el trabajo manual artesanal que aún se percibe una resistencia de seguir produciendo manualidades de cestería y productos elaborados de cuero vacuno. Los juegos y juguetes en las rancherías más relegadas y descuidadas por el sector cultural. Y que expresamos de la gastronomía de los sabores del mar y de las serranías. Que por muchos años se ha mantenido la herencia, la costumbre y los hábitos de un delicioso taco de machaca de tiburón, mantarraya o camarón. El chorizo de abulón, almejas tatemadas y los burritos del sur, con sus respectivos frijoles y café de olla. O una barbacoa envuelta en hojas de palma enterrada bajo tierra, con una salsa al estilo “palmarito”. O en su defecto una deliciosa empanada de abulón o langosta. Y por qué no, unas patas de mulas vivitas, con un chorrito de limón, sal y picante. Y de postre dátiles, una que otra pitahaya y panocha con queso. Y no falta el paladar, para saborear un vino de damiana y por otro lado el de los cultivos de uvas del trópico sudcaliforniano. Las fiestas populares y patronales, personajes populares vivos y fallecidos. El arte de la pesca ribereña, la medicina tradicional en las comunidades serranas y ribereñas.

El desafío del patrimonio cultural de Baja California sur, es de todos. Sin embargo, el guardián es el Instituto Nacional de Antropología e Historia, quien tiene la obligación y función de rescatar, investigar y visualizar todos aquellos tesoros que le compete y corresponde dentro del marco jurídico dentro de las políticas del INAH. La representación del INAH, en la entidad debe trazar un plan de trabajo con el estado, el Instituto Sudcaliforniano de Cultura, los municipios, las instituciones de educación superior, tanto público como privado, las representaciones de organizaciones sociales, académicas y culturales que estén interesados en la defensa del patrimonio natural y cultural de la media península. Ahora, que nos espera la nueva administración del Presidente electo Enrique Peña Nieto, su Secretario de Educación Pública, el Presidente de Conaculta y el nombramiento del director general del INAH. ¿Los mexicanos estaremos a la espera del surgimiento y creación de la Secretaría de Cultura? Para concluir, los retos serán incontables para la nueva administración renovada e innovada. ¡JUNTOS HACIA ADELANTE!

Categorías: Ejecutivos BCS Septiembre 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios