... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

MINERA LOS CARDONES: NUEVA ESTRATEGIA ANTE EL RECHAZO SOCIAL

Posted by Ejecutivos BCS on 1 Ee octubre Ee 2012 a las 11:30

Por Diana Cuevas

 

En las últimas semanas se ha dado a conocer que la minera Paredones Amarillos –Concordia- regresa cambiada de nombre como Los Cardones, intentando pasar por inadvertida al asegurar que la iniciativa proviene de Invecture dueños de Desarrollos Zapa, sin embargo lo único que ha cambiado es el porcentaje de participación entre los desarrolladores mexicanos y la canadiense Vista Gold de un 63% en el primero y un 37% en el segundo.

Esta aparición viene acompañada de nuevas estrategias, al parecer han aprendido del pasado en el que se mostró un rotundo rechazo al proyecto de mega minería tóxica que pretenden desarrollar en la Sierra de La Laguna, un Área Natural Protegida por ser el único bosque en medio del desierto sudcaliforniano, único en flora y fauna así como, nada más ni nada menos, la principal fuente de agua de los municipios de La Paz y Los Cabos, los polos de desarrollo más importantes en Baja California Sur.

Han contratado a la consultora Zimat encargada de hacer marketing y cabildeos con la intención de vender el proyecto a diferentes sectores sociales, como el empresarial, hotelero y ambientalista y por supuesto político, argumentando una cantidad de supuestas innovaciones con las que aseguran convertirían a Los Cardones en una empresa minera única en el mundo.

A través del manejo de la retórica y tácticas psicológicas han iniciado una campaña mediática de ensueño con la que pretenden persuadir y generar un sentimiento de confianza entre la ciudadanía a favor de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) presentada a la SEMARNAT.

Aseguran que, desafiando las leyes de la gravitación universal descubiertas por Isaac Newton en el siglo XVII, protegerán de tal forma los acuíferos que no habrá ningún mililitro de descarga o escurrimiento de material con cianuro y arsénico en los mantos acuíferos, para ello aseguran crearán escurrimientos pluviales artificiales probados tan científicamente que ni siquiera con el peor escenario de tormentas o huracanes de la actualidad a 10 mil años generarían daños en las presas de jales así como tampoco en la zona del tajo.

Que una planta desaladora proveerá los 7 mil 500 metros cúbicos de agua al día que utilizarán, por lo menos en un principio, y que ningún mililitro será tomado de los acuíferos locales para la actividad minera.

Que desafiarán las corrientes de aire de la atmósfera terrestre al afirmar que las emisiones industriales de la minería al cielo sudcaliforniano serán controladas.

Que la mina estará bajo la especie de una cápsula, donde habrá tanques de mezclado ya no lagunas de lixiviación, por lo que ningún gramo de cianuro o arsénico tocará la superficie terrestre.

Que la mega minería tóxica favorecerá la atracción del turismo, ayudando por lo tanto a este sector económico.

Que pese al hecho de formar parte del área de amortiguamiento de la Reserva de la Biosfera Sierra La Laguna, el suelo es estéril y las especies de flora y fauna que ahí se encuentran se distribuyen también en otras áreas forestales por lo que el lugar no es único ni excepcional.

Que rellenarán el tajo abierto, reponiendo el paisaje, que por cierto, es resultado de miles de años geológicos.

Que serán bondadosos socialmente pues construirán una red eléctrica, que de cualquier forma tendrían que construir para realizar sus actividades, beneficiando a las localidades. Que generarán 400 empleos, temporales pues el proyecto tendrá tan sólo una duración de 10 años, periodo después del cual dejarán las instalaciones a los habitantes, claro ya sin nada de oro que explotar.

Que pagarán mayores impuestos al gobierno federal, sin dejar ni un solo centavo de impuestos al municipio de La Paz o al estado.

Que, por si fuera poco, harán más de lo que la ley ambiental les exige al permitir monitoreos ciudadanos.

Que los estudios que sustentan y justifican el proyecto minero han sido realizados por instituciones de educación superior como el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR), la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) y el Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas (CICIMAR), sin importar que, como sucedió con La Pitalla el estudio realizado por el CIBNOR estuviera plagado de de errores, inconsistencias y omisiones mismas que le valieron la cancelación de la MIA por parte de la SEMARNAT el pasado mes de agosto.

La magnitud del proyecto no se conoce a ciencia cierta, sin embargo se puede tener una idea si sabemos que el proyecto Concordia planeaba tan solo ocupar 350 hectáreas de concesiones de la zona de amortiguamiento de la Sierra de La Laguna donde se haría un cráter de 2 kilómetros de diámetro y 450 metros de profundidad. Los Cardones ha afirmado la realización de dos tajos y la utilización de 422 hectáreas de suelo, que podrían ser más.

Para todo ello, es decir, desarrollar a sus anchas un proyecto ecocida, Los Cardones ha solicitado al gobierno municipal cambiar el uso de suelo de la zona de protección ecológica a industrial en áreas que abarcan San Antonio y El Triunfo al sur de la península de Baja California.

No hay que olvidar que, en el caso de las tierras cercanas a la zona de amortiguamiento de la Reserva de la Sierra de la Laguna el mismo Secretario de la SEMARNAT, Rafael Elvira Quezada, señaló hace poco más de un año que eran propiedad del gobierno federal y que éste planeaba su incorporación a planes de uso exclusivamente para conservación.

De cara a la estrategia de Los Cardones, se encuentra afortunadamente la presión ciudadana que tal y como ocurriera con el proyecto minero La Pitalla, en un bello acto de ciudadanía, ha exigido la consulta pública del proyecto Los Cardones, misma que ha sido aprobada por la SEMARNAT.

La consulta pública será una prueba de fuego para Los Cardones, pues será sometida al escrutinio social, algo que temen. Recordemos la vergonzosa experiencia de los directivos e investigadores de La Pitalla ante los señalamientos de inconsistencias al exponer la justificación y dimensiones de su proyecto minero.

Una característica que he encontrado a diferencia de otros estados del país donde se han llevado a cabo proyectos mineros de tal envergadura, es que en Baja California Sur sus pobladores están plenamente conscientes de que el único recurso natural que poseen es la belleza de un paisaje sin grandes alteraciones ambientales y así como del cuidado del agua, escasísima en la región.

La presión ha sido de tal manera, que los principales actores políticos de partidos de todos los colores y niveles de gobierno se han pronunciado en contra y, quienes no lo han hecho abiertamente, cuidan cada una de sus palabras ante los medios de comunicación para no ser identificados como pro mineros, lo que sin lugar a dudas les generaría un alto desprestigio y costo político para futuras aspiraciones.

Así que, lo mejor que puede hacer la ciudadanía es investigar, analizar y actuar para impedir que se afecte el medio ambiente sudcaliforniano. Hagámoslo ahora que los proyectos de la mega minería tóxica no han comenzado y tampoco se encuentran funcionando, pues si esta batalla se gana se ganará también las próximas intenciones de la cantidad de mineras que sean, contra los mil y un nombres que utilicen para diferenciar sus proyectos rechazados, y contra todas las estrategias comunicacionales que puedan implementar.

Por lo pronto, el primer paso es acudir a la consulta pública de Los Cardones, cuya fecha y lugar será dado a conocer próximamente, para plantear todas las observaciones y señalamientos que no sean claros o que no se incluyan en el proyecto a sus promotores, a las autoridades ambientales así como a la ciudadanía que se dé cita.

Categorías: Ejecutivos BCS Septiembre 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios