... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

RESPUESTA DESDE EL ADN

Posted by Ejecutivos BCS on 4 Ee noviembre Ee 2012 a las 12:50

Cinthya Castro Iglesias / Gracia Alicia Gómez Anduro


La historia

La travesía que recorre la ciencia para “intervenir” responsablemente en la naturaleza a partir del profundo conocimiento de ella, es fascinante. Desde la historia, la cultura de Mesoamérica, habría ya buscado en el maíz “mejorado”, “modificado” por el hombre antiguo, una respuesta a la suficiencia alimentaria. Hoy y aunque esto ponga el acento en el pantanoso filo de las cuestiones éticas y preocupaciones del mundo moderno los OGM (organismos Genéticamente modificados), son como ayer, una realidad en México. Por ello es que no sorprende el encuentro con un Centro de Ciencia enclavado en el desierto, donde se ensaya con plantas del desierto en un laboratorio, para encontrar los mecanismos genéticos que permitan remediar o solventar la naturaleza de otra especie vegetal como el tomate, logrando su resistencia a la inclemencia del sol, o a la falta de agua.

La intervención hoy en día claro está - a diferencia de la emprendida por el hombre de la antigüedad- garantiza la capacidad de transferir segura y selectivamente de una especie a otra, cualidades y atributos que mejoren significativamente su desarrollo y productividad.

En voz de la Dra. Gracia Gómez … “Tomando distancia de las formas anteriores. Hoy en día podemos lograr que sus características especiales se expresen sólo cuando se requieran. Ello, a través de llaves moleculares, evitando así el desgaste energético de la planta y posibles efectos en crecimiento y producción. Así, podríamos lograr que una planta pueda enfrentar la salinidad o las heladas, encendiendo y apagando genes a través de dichas llaves. Tenemos algunas de éstas identificadas por ejemplo, para salinidad…”

La Biotecnología

Esta afirmación por parte de la investigadora responde a algunos de los temores sobre la modificación genética. Preguntas en ese contexto apuntan hacia la necesidad de saber ¿qué sentido tiene la ingeniería genética? ¿Cuál es la utilidad? ¿Cuales los riesgos? “Lo que hace la ingeniería genética es manipular el ADN. Se trata de utilizar pequeños fragmentos de ADN para lograr eventualmente un bienestar social…”

“Mucho de los grandes esfuerzos durante años han sido enfocados a conocer la conformación del ADN, porque entre mejor lo conozcamos, será más fácil lograr el manejo adecuado que permita potenciar las características que requerimos en una especie. Se trata de lograr certeza en la modificación genética” y con ello se infiere, una agricultura más eficiente. Es un hecho que actualmente la producción agrícola con organismos genéticamente modificados, se ha incrementado notoriamente. En un excelente artículo de la revista Investigación y Desarrollo del mes de abril, la periodista científica Verónica Uriega, refiere el crecimiento de hectáreas cultivadas entre el 2010 y el 2011, mismas que reflejan el 146% de incremento. Aún más, un total de 15,4 millones de agricultores en el mundo sembraron 148 millones de hectáreas con semillas transgénicas en 2010, lo que supone un aumento del 10,5 por ciento respecto a 2009 con 14 millones de hectáreas más y 1,4 millones más de agricultores (fuente: http://fundacion-antama.org/la-superficie-mundial-de-cultivos-transgenicos-crece-14-millones-de-hectareas-en-2010)

Sin duda, la solución al hambre encuentra una de sus más trascendentes posibilidades en los cultivos agrícolas con OGMs, pero también la ingeniería genética posibilita la implementación de diferentes herramientas cuyos resultados impactan de manera contundente en asuntos como la salud humana.

Ciertamente la supremacía del ADN, otorga una nueva jerarquía a los asuntos de la ciencia. Más allá de la agricultura el beneficio de las biotecnologías han contribuido en mucho a crear nuevos horizontes en la medicina – abunda la Dra. Gracia- “a partir de las microalgas o plantas podemos producir metabolitos, enzimas, alimentos funcionales, vacunas en plantas, generar cosas tan útiles como la insulina. Las plantas por ejemplo han demostrado ser más eficientes biorreactores en la producción de proteínas aún más que las bacterias, doblan y acomodan las proteínas en una conformación más parecida a la que necesitamos los humanos.

Llegado el momento abordamos el tema controversial de la seguridad al utilizar biotecnología, “… no necesitamos liberarlos al medio ambiente… las plantas y las microalgas son biorreactores benéficos y se pueden tener bien controlados en laboratorios. El proceso de hacer esta investigación funcional conlleva una gran responsabilidad en el manejo de protocolos científicos, éticos en materia de bioseguridad. Hay todo un aparato legislativo y normas que deben seguirse” (www.cibiogen.gob.mx)

El CIBNOR a la par de otras grandes instituciones nacionales y extranjeras insistirán en los próximos años en el acercamiento del mejoramiento genético, encontraremos la posibilidad de una agricultura cuyos productos sean menos vulnerables ante el también modificado ambiente. Buscaremos respuesta ante la urgente necesidad de pensar en nuevos e inteligentes medicamentos incluso y lejos de lo que el temor a los transgénicos sugiere, habremos logrado la misma preservación de algunas especies que ahora se extinguen.

Salvador Dalí

Hace ya más de cuatro décadas el genio español afirmaba “la respuesta está en el ADN.” Traigo a cuento aquella anécdota de los 70´s, cuando el científico español Juan Oró le pidió al pintor una obra para exponer durante la reunión de la Sociedad Española de Bioquímica que se celebraba en Madrid. Dalí presentó un cuadro del ADN como la escalera de Jacob, por la cual, decía, se puede llegar al cielo.

Dalí a decir por algunos articulistas, siguió atentamente, hasta sus últimos años de vida los progresos en los descubrimientos relacionados con el ADN, llave según él, de la inmortalidad.(http://loisy1.wordpress.com/2010/01/28/dali-y-la-ciencia/)

Por esos mismos años en una entrevista de televisión, de viva voz Dalí sugería, “la herencia depende de un mecanismo soberano, y la vida es el producto del papel absoluto del ácido desoxiribonucleico".

Categorías: Ejecutivos BCS Octubre 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios