... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

UN TERCIO DE LA POBLACION EN BCS ES POBRE

Posted by Ejecutivos BCS on 6 Ee diciembre Ee 2012 a las 11:25

Aumentó la pobreza entre 2008 y 2010, según el CONAVAL


Por Diana Cuevas


El pasado mes de octubre visitó nuestro estado Julio Boltvinik, experto en la medición alterna de la pobreza en el país, invitado por la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS) para participar en el Primer Coloquio en Desarrollo Local, Sustentabilidad y Globalización.

En su apretada charla, Boltvinik expuso los principios que delinean su teoría (antropo-filosófica-sociológica de crítica al economicismo) sobre el florecimiento humano ( ).

El florecimiento humano es una etapa en la vida de los individuos en la que se ha alcanzado el ser y el estar rico humanamente. El florecimiento humano es lo opuesto al ser y estar pobre. En esta etapa los individuos no solamente satisfacen sus necesidades básicas a través de un ingreso corriente, o cuentan con acceso a satisfactores materiales depreciables a largo plazo, sino que logran el desarrollo de sus capacidades y la aplicación de sus habilidades para transformar su vida y su futuro.

Esta teoría es el sustento del Método de Medición Integral de la Pobreza (MMIP) desarrollado por Boltvinik en el que debe considerarse la realización del ser humano en su existencia individual concreta y no solamente a través de la satisfacción alimentaria o de satisfactores, a la que responden los métodos unidimensionales de la pobreza como lo es la línea de pobreza y el método de necesidades básicas insatisfechas.

Al final de su charla Boltvinik fue abordado por reporteros locales que le cuestionaron acerca de la situación de pobreza que vive BCS donde, de acuerdo a sus mediciones, nuestro estado ocupa uno de los tres primeros lugares con menor pobreza junto a Baja California y el Distrito Federal.

Tuve la oportunidad de acercarme, esta vez no como reportera sino como investigadora que ha profundizado en su teoría (la cual encuentro sumamente brillante y que ha influido en mi percepción de comprender la vida) y que ha estudiado las condiciones de pobreza locales, para hacerle algunas observaciones que gustoso aceptó y que derivó en una interesante plática sobre el futuro de las condiciones de vida de los sudcalifornianos ( ).

En mi opinión, los sudcalifornianos podríamos estar en la antesala de un proceso de empobrecimiento, sobre todo si comparamos las cifras actuales con las de años anteriores, y de variables como el crecimiento población, la calidad de los trabajos que genera nuestra principal actividad económica y otras como el acceso al disfrute de nuestros recursos naturales.

De acuerdo a la última medición del Consejo Nacional de Evaluación de las Políticas Públicas (CONEVAL), órgano oficial del gobierno federal para medir la pobreza en el país, en 2010 (3) en BCS casi un tercio de la población vive con algún nivel de pobreza.

Hay que mencionar que, de acuerdo a Boltvinik, las mediciones del CONEVAL son parciales y no necesariamente reflejan la realidad en las mediciones, pues éstas resultan ser más intensas, en este sentido, quizá la pobreza en BCS sea mayor a las cifras que a continuación se exponen.

Haciendo la comparación con las mediciones del CONEVAL en 2008 se puede afirmar que la pobreza en nuestro estado aumentó de 21.4% a 30.9%, lo que en números totales significa de 128 mil a 199 mil habitantes.

De acuerdo a Julio Boltvinik, la pobreza se manifiesta en el ser humano como insatisfacción de necesidades básicas. Es decir, quien la padece se encuentra en una lucha de supervivencia para obtener lo mínimo necesario para vivir o hacer plena su vida, hacerla florecer.

 

Las mediciones

Una variable primordial para tomar en cuenta en el empobrecimiento del estado es el crecimiento de su población y la capacidad de respuesta de los gobiernos municipales y estatales a la satisfacción de sus necesidades.

Como sabemos BCS posee una de las tasas de crecimiento más elevadas del país ( ), el promedio nacional es de 1.4%, en nuestro estado es del 4.0% solamente nos supera el estado de Quintana Roo con el 4.1%.

 

1. Servicios Básicos de la Vivienda

Se estima que 51 mil sudcalifornianos presentan dificultades para acceder a los servicios básicos de la vivienda. Siendo los principales el agua entubada y drenaje, fácilmente constatable en las zonas habitacionales periféricas de La Paz y Los Cabos por ejemplo, donde el agua es surtida por pipas en promedio cada diez días.

En cuanto a la falta de drenaje, la mayoría de las viviendas se ubican en terrenos que son ocupados de manera irregular en zonas de riesgo como los arroyos. Éste es un problema sobretodo del acceso a vivienda.

En el mismo sentido, 79 mil personas cuentan con piso de tierra y sus casas están hechas con material de desecho como el cartón o lámina negra.

 

2. Atención Médica

Privados de la atención médica, cuando alguno se los miembros de la familia se enferma una parte considerable del ingreso del ingreso de las familias se destina a consultas particulares y a la compra de medicinas. El 22.6% de los sudcalifornianos carece de servicios de salud.

 

3. Nivel de educación

Se observa un aumento en el rezago educativo de la población de 99 mil habitantes a 109 mil, entre quienes no cuentan con educación primaria, no cuentan con secundaria así como quienes no asisten a la escuela.

La educación para los mexicanos es la única forma de desarrollo de sus capacidades, las cuales les permiten en el futuro poder trabajar y decidir qué hacer con su vida.

 

4. Alimentación

De acuerdo al CONEVAL, el 26% de los sudcalifornianos presenta dificultades para comprar y por lo tanto consumir alimentos (a ésta condición se llama pobreza extrema, que en palabras de Boltvinik es igual a las personas que se están muriendo de hambre), cifra que aumentó en comparación con el 2008 que registró el 15.4%.

 

5. Ingresos

La mayoría de las carencias mencionadas anteriormente se deben al bajo salario de los pobres. Es imposible no relacionar la mayoría de los ingresos ganados a la calidad de los empleos generados por la principal actividad económica del estado que es la prestación de servicios para el sector turismo.

En 2010 el salario mínimo de los sudcalifornianos fue de 57.46 pesos diarios, equivalentes a 861.9 pesos a la quincena. De acuerdo al CONEVAL, la población vulnerable por ingresos pasó de 27 mil a 29 mil habitantes.

Una vez revisadas las cifras de las mediciones para el ingreso corriente y el acceso a satisfactores “de stock” depreciables a largo plazo, quisiera señalar que, el acceso a un ingreso no quiere decir que la persona no sea pobre.

Por ejemplo, en el caso del municipio de Los Cabos he llegado a la conclusión que la población tiene efectivamente acceso a un ingreso, resultado de la actividad turística, por lo que no son pobres para las mediciones oficiales, sin embargo sí son pobres de acceso a satisfactores como la educación, salud o vivienda. Al mismo tiempo, los pobladores deben hacer uso de su ingreso corriente para satisfacerlas, con lo cual se reduce consecuentemente.

 

6.- Acceso y disfrute de recursos naturales

Este rubro le comenté a Boltivinik tiene una gran relevancia para los sudcalifornianos, y agregué que no se contempla en su método de medición integrada de la pobreza.

En mi apreciación, el acceso y disfrute de recursos naturales como el paisaje sin grandes alteraciones urbanas (como las playas, el desierto y la sierra) comienza a ser un privilegio de quien puede ocuparlas, comprarlas o alterarlas para su provecho. Aquí puntualizaba al economista que, una carencia de este tipo y su acentuación tiene inevitablemente consecuencias en el ser pobre humanamente.

Particularmente en el caso local, este rubro ha marcado la calidad de vida de los sudcalifornianos haciéndola más placentera, probablemente como pocos estados del país, sin embargo ¿qué sucede ahora cuando las playas comienzan a cercarse y a privatizarse?, o en el caso de la Sierra de la Laguna, ¿qué efecto tendría en los pobladores si se permitiera una actividad tan depredadora del medio ambiente como lo es la actividad de la minería tóxica?

Éste elemento, de un carácter cualitativo, es precisamente una de las principales críticas de quienes aplican y defienden los métodos economicistas para medir la pobreza hacia Boltvinik. Un elemento que necesariamente debemos evaluar los sudcalifornianos y que cobra relevancia para nuestra pobreza futura, ¿acaso no es el acceso a nuestro ambiente sano vital para nuestra riqueza como sudcalifornianos? ¿no contribuye a nuestra realización como seres humanos en nuestra existencia individual concreta? ¿no es una necesidad básica?.

Boltvinik respondió: “Sin duda, por supuesto. ¿Cómo podría un habitante del Distrito Federal como yo, tener presente en mi medición la calidad del medio ambiente, cuando carezco de él y no está presente en mi cotidianidad?”.

Y así terminó nuestro encuentro, me invitó a seguir sus mediciones en el Distrito Federal donde a ha aplicado su MMIP ( ) cuyo link les comparto. Ahora lo interesante es ¿cómo podemos evaluar el acceso y disfrute a nuestros recursos naturales e incluirlos dentro de nuestra perspectiva local de la pobreza?


Para comentarios y propuestas sobre este artículo pueden localizarme en twitter como @diana__cuevas, en facebook como Diana Cuevas y en mi correo electrónico [email protected]

Categorías: Ejecutivos BCS Noviembre 2012

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios