... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

ALERTAN ESPECIALISTAS SOBRE MORTANDAD DE TORTUGAS MARINAS EN BCS

Posted by Ejecutivos BCS on 8 Ee abril Ee 2013 a las 17:30

Por Gladys Rodríguez Navarro –Corresponsal de El Universal

 

La captura incidental de tortugas marinas en costas sudcalifornianas es un problema latente toda vez que posiciona a la entidad como la región del mundo en donde ocurren más muertes de esta especie, advirtieron especialistas.

Tras varios años de estudios y diversos reportes, especialistas advierten que las tortugas marinas, especialmente la especie amarilla –caguama— se encuentra seriamente amenazada en su zona de alimentación y desarrollo en Baja California Sur, en la costa oeste, en el área conocida como Golfo de Ulloa.

Autoridades locales y federales han reconocido el problema de la captura incidental sin que a la fecha se hayan consolidado planes o programas para su protección, con excepción del municipio de Los Cabos en donde organizaciones civiles, iniciativa privada y autoridades conformaron una red de protección que ha permitido la recuperación de la población de tortuga golfina.

Contrario a ello, la zona de alimentación y desarrollo para la tortuga amarilla representa un peligro para esta especie, pues, según estimaciones de organizaciones civiles a partir de estudios realizados por institutos de investigación, desde el 2005 a la fecha habrían muerto al menos 7 mil ejemplares.

De acuerdo con el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), sólo en el 2012 murieron alrededor de 2 mil tortugas de esta especie lo que representaría un incremento de 600 por ciento, “los niveles más altos registrados en la zona”, indicó Alejandro Olivera Bonilla, integrante de la organización.

Olivera Bonilla refirió que de acuerdo con un reporte del Servicio Nacional de Pesquerías Marinas (NFMS) dependencia de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) se identificó a México, por el caso de la captura incidental en el Golfo de Ulloa, como la única nación que captura especies protegidas.

Agregó que las autoridades estadounidenses presumen una incidencia mayor incluso a la reportada por las autoridades mexicanas en diversos informes técnicos, como en el caso del Instituto Nacional de Pesca (Inapesca) donde se indica que en promedio se capturan 2 tortugas por red agallera por día.

“El gobierno de Estados Unidos cuestionó a México sobre las medidas que implementará para resolver el problema sin que hasta ahora se haya informado sobre acciones concretas y por ello existe la posibilidad de que el gobierno estadounidense considere un embargo comercial ante la falta de protección de la especie”, añadió.


Sugieren ordenamiento pesquero

Investigadores del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (Cicimar-IPN) con sede en La Paz, elaboraron en 2010 un estudio para caracterizar las pesquerías de la región e integrar un Plan de manejo para motivar el desarrollo sustentable de las pesquerías y la reducción de captura incidental de tortugas marinas.

En el estudio Caracterización socioeconómica y pesquera del área de Bahía de Ulloa concluyeron que “se identifica en la región la interacción de la pesca comercial de escama, tiburones y rayas con especies de interés para la conservación como ballenas, delfines, lobos marinos y tortugas marinas”.

Confirmaron que se destaca la incidencia de tortugas –caguamas- y golfinas en redes escameras y tiburoneras de fondo y superficie, palangres de superficie y fondo. La interacción de artes de pesca y tortugas –señalaron- se deriva de la coincidencia espacial y temporal de pescadores trabajando y tortugas alimentándose, por lo que resultan enredadas o en anzuelos.

Ante ello, consideraron necesario definir áreas y temporadas de pesca así como reglas precisas para la construcción de artes de pesca. Recalcaron que no existe un ordenamiento y planes de manejo para la región por lo que resulta prioritario.

“Es urgente disminuir la mortalidad por pesca incidental de tortugas caguamas e iniciar acciones hacia el ordenamiento y pesca responsable”, apuntaron.


Sin concretarse acciones

De acuerdo con el Grupo Tortuguero de las Californias desde 2002 se ha documentado la situación crítica de la tortugas marinas, especialmente la especie caguama, y se han presentado iniciativas para atender el problema sin que a la fecha se haya concretado alguna. Existen estudios justificativos para el establecimiento de una zona de refugio y para un Plan de Manejo Pesquero que no se han logrado aterrizar.

Olivera Bonilla atribuyó a la “falta de voluntad política” del gobierno federal la situación crítica por la que atraviesan las tortugas marinas en esta región. Dijo que se tienen identificadas de hace mucho tiempo las zonas de mayor concentración, viables para ser refugio y las artes de pesca que deben ser prohibidas.

“El problema es fácil. Se deben eliminar las redes de fondo durante los meses de verano que es cuando hay más agregación de la tortuga, y también deben venir apoyos económicos para dejar de pescar o incentivos para una pesca responsable. Es algo sencillo de resolver pero hay miedo de la autoridad de que se genere un problema social lo cual es erróneo. Hay que darle a los pescadores lo que merecen, ordenar la actividad y proteger las especies”, apuntó.

El tema ha llamado la atención de especialistas en tortugas marinas, de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) quienes a inicios de marzo advirtieron sobre las altas tasas de mortalidad incidental y solicitaron al Ejecutivo federal proteger a las tortugas en su hábitat crítico de crianza en el Golfo de Ulloa bajo alguna categoría establecida dentro de los instrumentos de política ambiental y pesquera que existen en la legislación mexicana para brindar una protección especial.

Además, subrayaron la necesidad de capacitar a los pescadores identificados como actores partícipes del problema para que implementen prácticas ecológicamente responsables que se encuentran ya en las normas que rigen al sector y así eliminar la mortandad incidental.


Senadores analizan el tema

El tema se encuentra en la Comisión de Medio Ambiente del Senado de la República, que analiza una punto de acuerdo presentado a fin de exhortar a la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) a que realice estudios técnicos justificativos que permitan evaluar si esta región donde se presenta la mayor mortandad de tortugas marinas a nivel mundial puede establecerse como zona prioritaria de recuperación de la especie o como área natural protegida para su zona de distribución.

En el mismo exhorto se pide a la Conapesca que establezca un mecanismo de compensación e instrumentos económicos para retribuir a los pescadores locales los costos asociados a la conservación de la especie.


“Se requieren esfuerzos conjuntos”: autoridad

En Los Cabos, Graciela Tiburcio Pintos, coordinadora del Programa para la Protección de la Tortuga Marina del ayuntamiento consideró que la conservación de la especie es un trabajo que involucra a comunidades, iniciativa privada, organizaciones y autoridades.

“Es un trabajo conjunto y ningún gobierno va a lograr solo la conservación ni ningún grupo ambientalista. Todos tenemos que participar”, expresó.

Señaló que en esta región la tortuga golfina ha mostrado una recuperación a partir de la integración de una Red para su protección. En el caso de la tortuga laúd, que se encuentra en peligro crítico de extinción no ha sido posible.

Mencionó en los últimos 13 años se ha visto el descenso de sus nidos, pese a que cada vez se protegen más kilómetros de playa. En el año 2000 se contabilizaron más de 100 nidos en 32 kilómetros vigilados por la Red de Protección a la especie; en tanto, en 2012 no se ubicó ninguno y en esta temporada, se han reportado apenas 11 nidadas en más de 100 kilómetros, subrayó.

Lo anterior, explicó, obedece a muchos factores, además de la pesca incidental, agregó que “ha existido un saqueo intensivo de huevos de 30 o 40 años”, lo que no ha permitido que las crías vayan al mar y no regresen como adultos. “No se están reintegrando adultos a la población”.

En Baja California Sur se pueden encontrar tortugas de cinco especies de las siete existentes en el mundo: golfina, carey, prieta, amarilla y laúd.

La tortuga amarilla nace en las costas de Japón y Australia y viaja unos 12 mil kilómetros hasta la costa oeste de Baja California Sur donde se alimenta y desarrolla durante los próximos 30 ó 50 años hasta llegar a su edad adulta para luego volver a su lugar de nacimiento a reproducirse.

La tortuga laúd es considerada la más grande de todas las especies, llega a pesar 600 kilos y enfrenta un peligro de extinción global.

Categorías: Ejecutivos BCS Marzo 2013

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios