... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

CIUDADANO SIN ESPERANZA

Posted by Ejecutivos BCS on 18 Ee julio Ee 2013 a las 16:45

Por Ricardo Mancilla Rangel

El aprendiz de escritor (sic)

 

Un señor que va en coche y se percata de que está perdido, maniobra y pregunta a alguien en la calle:

¡Disculpe!, ¿podría usted ayudarme? He quedado a las 14:00 con un amigo, llevo media hora de retraso y no sé dónde me encuentro!

Claro que sí, le contesta, se encuentra usted en un coche, a unos 7 kilómetros del centro de la ciudad, entre 40 y 42 grados de latitud norte y 58 y 60 de longitud oeste.

Es usted FUNCIONARIO, ¿verdad?, dice el del coche

Sí señor, lo soy, ¿cómo lo ha adivinado?

Muy sencillo, porque todo lo que me ha dicho es "técnicamente correcto", pero "prácticamente inútil": continúo perdido, llegaré tarde y no sé qué hacer con su información.

Usted es POLITICO, ¿verdad? pregunta el de la calle.

En efecto responde orgulloso el del coche ¿cómo lo ha sabido?

Porque no sabe dónde está ni hacia dónde se dirige, ha hecho una promesa que no puede cumplir y espera que otro le resuelva el problema. De hecho, está usted exactamente en la misma situación que estaba antes de preguntarme, pero ahora, por alguna extraña razón parece que la culpa es mía.

Lo anterior parecería un picardía o un chiste de café pero no, es una muestra irónica o chusca de lo que todos los mexicanos estamos padeciendo, miles de funcionaros inútiles que cobran como si dieran resultados y fueran productivos, de igual forma, cientos de políticos incumplidos que responsabilizan a los ciudadanos de su fracaso como gobierno en lo económico y social.

En México no pasa ni pasará nada porque a las autoridades no les importa la gente, sólo sirven a sus propios intereses, llámese el partido que usted quiera el comportamiento mezquino, soberbio y retrógrada es el mismo, todos tiene el mismo perfil, la soberbia, la ignorancia, la prepotencia y el cinismo desmedido, y todas sus acciones invariablemente son movidas por los intereses políticos de su partido, nunca los mueve un sentido nacionalista ni mucho menos de responsabilidad social, no importa si en su campaña afirmaron tal o cual cosa, obedecen palaciegamente a los intereses propios de la conveniencia político partidista, nunca al verdadero interés colectivo y actúan como dueños del país. Prácticamente podríamos afirmar que se han convertido vergonzosamente en prostitutos de la política y para muestra basta un botón, vea como se reparten el dinero los senadores panistas con todo descaro y como forma de burla en esta época de crisis en que el pueblo en ocasiones no tiene ni para comer, 430 mil pesos cada uno que cómodamente les depositan directo en sus cuentas dizque por el acuerdo interno de su administración, hágame usted el favor ya que finalmente ese dinero sale de los impuestos de todos los mexicanos.

Hace mucho que México está estancado y atascado revolcándose en una corrupción más que visible e inamovible, la gente da cuenta de ello, lo vive día a día y protestan y gritan pero es inútil y lo saben. Nada cambiará, no lo ha hecho en las últimas ocho décadas, por qué habría de considerarse entonces extraño que todo siga igual y no sólo eso, sino que se incremente y potencialice la corrupción.

Y no se confunda hechos como la detención de Elba Esther Gordillo no obedece al deber de castigarla por corrupta o deshonesta sino que obedece al hecho de que ya no le es útil al sistema, la metieron a la cárcel no por ladrona, sino por desleal a los intereses políticos del poder aunque reconozco que eso no le quita su condición de sinvergüenza, abusiva y ladrona, y como la profesora hay muchos ejemplos con la diferencia que están coludidos con autoridades o todavía son útiles a intereses las más de las veces desconocidos por nosotros.

Ya nadie protesta porque saben que es por demás y los pocos que verdaderamente protestan son acusados de "buenos para nada", "delincuentes", "gente sin quehacer" y esa imagen se ha acuñado gracias a los buenos oficios de AMLO y la izquierda que ha dedicado una gran parte de su presupuesto (de dinero mal habido) a financiar delincuentes que bajo el pretexto de la protesta destruyen, roban, agreden y destruyen el patrimonio del gobierno y de particulares con la complacencia de las autoridades que para colmo hacen leyes al vapor para liberar a esos delincuentes pagados y provocar que en México no existan motivos para no delinquir cobijados en la supuesta protesta ciudadana. Que por cierto ese personaje acaba de asomar la cabeza en su actitud hipócrita de defender el petróleo y no faltara quien le haga segunda, siempre hay un desorientado quien le crea su palabra de mesías libertador, recuerde usted el dicho que reza “los perros roñosos siempre se unen para rascarse”

Los mexicanos ya no piensan ni razonan porque viven, desoídos, abandonados, torturados, engañados por sus propias autoridades, sin voz ni voto. Atrapados en una red de carestías a los productos básicos e impuestos altísimos con la finalidad de tenerlos agarrados de los huevos, literalmente. El interés del mexicano consiste en sobrevivir a toda costa, se han vuelto agresivos, desconfiados y gandallas porque el ambiente les es hostil.

La pobre gente siempre lleva las de perder, si no los mata el gobierno de hambre, los matarán los delincuentes que a diario asaltan, roban, violan, trasgreden su propiedad y finalmente arrebatan la vida por unos cuantos pesos.

Triste y verídico. Yo lo viví, lo vivo y por eso me atrevería si mis posibilidades económicas lo permitieran a irme del país y, antes de juzgarme, pregúntate si pudieras salir del país ¿no harías lo mismo?

Peligroso es que anden por ahí, sueltos, tipos sobrados de ambición y que además codicien el poder por las riquezas que proporciona... A ésos, para seguridad de todos, debemos darles la riqueza consumiendo productos y servicios a través de sus negocios, toda la que quieran, para que dejen en paz al poder.

La política transforma a los sensatos y ensoberbece a los pendejos y lo que hoy se sabe mañana se ignora, por ejemplo; en este país nuestro los ciudadanos llegan a creer como única verdad, que el único gobernante Creador, Justo, Patriota, Sabio, y Visionario que ha existido en la historia es el que está en turno y usted y yo sabemos que no hay nada más falso que ese pensamiento. Tenemos que aprender que hay que cuidarse de aquel que lastima nuestro orgullo al saber que nos prefiere, no por ser los mejores, los más capaces o los más leales, sino los más débiles, los más tontos y, por ello, los más manejables porque eso es lo que nos ha arrastrado al estado en que estamos de conformismo, jurando que no pasara nada en este país.

Dentro de todo este maremágnum de hostilidades sociales y de agresiones de parte de los gobiernos y me refiero a las agresiones de todo tipo, alza de combustible, alza de impuestos, fraudes millonarios, maestros parásitos, funcionarios ineptos, retenes para cobros de revista y tenencia no para seguridad, impartición de justicia tardía y timorata y un sin fin más que sería largo enumerar, los ciudadanos están de un temple que podríamos comparar con una olla de presión a punto de explotar, y ahí es donde el gobierno debe de tener cuidado y observar las causas efectos y reconocer las faltas y omisiones, poner manos a la obra y resolver los problemas torales de este país, que son trabajo, inversión, desarrollo y bienestar social.

Para esto no son muchos los requisitos y las acciones a emprender, me atrevo a presumir que la solución es no sencilla pero si muy clara. Lo que se necesita es, primero que nada que los gobernantes electos entiendan que sus colaboradores deben de ser buenos mexicanos no buenos amigos, elecciones limpias sin intromisión de secretarios o delegados federales con programas amañados, contratar funcionarios honestos y los que no cumplan castigarlos, combatir a los verdaderos criminales y no me refiero a los narcotraficantes sino a los políticos y funcionarios que roban descaradamente el patrimonio de los mexicanos, generar las condiciones económicas y el clima de confianza propicio para que los dueños de dinero apuesten a México y aporten sus capitales para generar fuentes de empleo que serían los verdaderos motores del crecimiento social, pues la fuerza de un pueblo se mide por su fuerza de trabajo.

Y el otro requisito y creo el más importante es el actuar de las autoridades responsables de imponer el orden.

Como ejemplo tomaré el caso de los revoltosos que bloquean la carretera, los integrantes del “Movimiento Ciudadano por el Agua” interrumpen el tráfico de insumos y productos así como de particulares de la carretera federal 15 del sur de Sonora, al oponerse a la construcción del acueducto “Independencia”, obra que supuestamente les afecta, el acueducto “Independencia” que pretende abastecer 75 millones de metros cúbicos de agua por año a la capital de Sonora, que presenta una emergencia por la escasez del líquido, a raíz de la sequía que se presenta desde hace 16 años en la zona y para colmo se les unen los indígenas yaquis so pretexto de que están en su territorio.

Cualquiera pensaría que ese grupo es el propietario del agua.

Aquí es donde entro al tema del requisito de los gobiernos para cambiar este país, aunque reconozco que los huevos están muy caros, las autoridades tienen que hacerse de varias carteras de tan preciado producto y actuar en defensa de los millones de ciudadanos afectados y con el uso de la fuerza sin miramientos y con el costo que esto implique (aun de vidas) poner orden y retirar a los manifestantes para que entiendan que las protestas no se hacen fastidiando y dañando los intereses del pueblo.

Y eso mismo va para los maestros haraganes que se comportan como delincuentes, para los estudiantes que toman instalaciones y las destruyen, para los políticos que manipulan y compran a las masas para manifestarse violentamente, los ecologistas que se manifiestan por intereses económicos particulares, a todos hay que meterlos en cintura y no se crean eso de que si al niño le dan tres nalgadas se va a traumar.

Así, resumiendo, esos son los requisitos para los gobiernos de los tres niveles siendo este último el principal, invertir lo que sea necesario en huevos, no importa lo caro que esto sea, para que este país retome su tranquilidad y logre despegar los grandes potenciales que lo caracterizan, la ciudadanía lo aplaudiría, seguro estoy.

Reza una vieja historia de un anciano indio Cherokee que aleccionaba a su nieto acerca de una batalla que ocurre en el interior de las personas y le dijo: «Hijo mío, la batalla es entre dos lobos dentro de todos nosotros». «Uno es Malvado - Es ira, envidia, celos, tristeza, pesar, avaricia, arrogancia, autocompasión, culpa, resentimiento, inferioridad, mentiras, falso orgullo, superioridad y ego…» «El otro es Bueno - Es alegría, paz, amor, esperanza, serenidad, humildad, bondad, benevolencia, empatía, generosidad, verdad, compasión y fe.» El nieto lo meditó por un minuto y luego preguntó a su abuelo: ¿Qué lobo gana? El viejo Cherokee respondió: «Aquél al que tú alimentes» y nosotros hemos alimentado al lobo malvado de los políticos con nuestra pasividad, indiferencia, falta de participación y de reclamo valiente, respetuoso y oportuno.

Los políticos tienen que entender que el límite de la obediencia es la legalidad y el límite de la lealtad es la dignidad y a la vez estar conscientes que si este país no cambia su rumbo se corre el riesgo de que la sociedad por mano propia haga justicia y cobre con sangre un cambio y en estos tiempos sería lo que menos nos conviene pues provocaría atraso, destrucción y dolor a la sociedad, algunos lo saben pero la mayoría de la población por hambre, rencor o ignorancia en su momento no lo razonan y las consecuencias pueden ser fatales.

Los focos rojos están encendidos desde hace mucho tiempo, hay políticos reaccionarios de izquierda, de mala sangre que sólo están esperando un motivo para empujar a las masas a cambio de dinero o comida y pueden llegar a desestabilizar el país.

Yo tengo la confianza y la esperanza de que este gobierno sabrá corregir el rumbo de este gran país y nosotros debemos de hacer lo propio para colaborar, sin dejar de señalar ni protestar con responsabilidad, respeto e inteligencia, siempre haciendo tras de la crítica, el aporte de solución y tener nuestras manos dispuestas ayudar en esa solución propuesta.

Todos tenemos algo que aportar y si sabemos protestar pacíficamente las autoridades tendrán que escuchar y accionar si quieren conservar el poder para servir a la comunidad, como lo han proclamado.

De otra forma seguiremos siendo ciudadanos sin esperanza y sin futuro, de lo que suceda podremos leer el siguiente discurso político según deseemos en un sentido o en otro.

léelo de arriba hacia abajo

En nuestro partido político cumplimos con lo que prometemos.

Sólo los necios pueden creer que

no lucharemos contra la corrupción.

Porque si hay algo seguro para nosotros es que

la honestidad y la transparencia son fundamentales

para alcanzar nuestros ideales.

Demostraremos que es una gran estupidez creer que

las mafias seguirán formando parte del gobierno

como en otros tiempos.

Aseguramos sin resquicio de duda que

la justicia social será el fin principal de nuestro accionar.

Pese a eso, todavía hay idiotas que fantasean o añoran- que

se pueda seguir gobernando con las mañas de la vieja política.

Cuando asumamos el poder, haremos lo imposible para que

se acaben las jubilaciones de privilegio y los negociados

No permitiremos de ningún modo que

nuestros niños mueran de hambre.

Cumpliremos nuestros propósitos aunque

los recursos económicos se hayan agotado.

Ejerceremos el poder hasta que

Comprendan desde ahora que

Somos la "nueva política".

ahora léelo de abajo hacia arriba.

Categorías: Ejecutivos BCS Junio 2013

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios