... Ejecutivos BCS ...

Raymundo Leon V.

Noticias (BCS)

MORDER, COMPRAR Y GOLPEAR

Posted by Ejecutivos BCS on 16 Ee agosto Ee 2013 a las 11:40

Desde la perspectiva de las nuevas generaciones.

 

Por Vladimir Torres

 

Dentro de los estudios de opinión pública existe una modalidad encaminada a medir hábitos y perspectivas; estos se realizan como un referente para formular políticas que ayuden a reforzar o modificar conductas de las personas de un segmento específico de la población. Este tipo de investigaciones, lamentablemente, son más utilizadas como parte de los estudios de mercado que realizan las empresas para el diseño de sus productos y publicidad, que por instituciones con objetivos sociales. En esta ocasión, les compartiré una parte de una investigación que habla de cómo las nuevas generaciones conciben comportamientos ligados a valores universales como la honestidad. Usted, será quien mejor juzgue qué debieran hacer las familias y las instituciones al respecto.

Este segmento de la investigación, realizada por alumnos de la Universidad de Tijuana, campus La Paz (UDT) consistió en preguntar a estudiantes entre los 16 y 17 años de edad sobre su postura frente casos como comprar algo robado o golpear a un presunto delincuente para que confiese. Son interesantes las perspectivas que manifestaron los menores de edad, sobre todo, partiendo de la idea de que es el resultado de lo que la sociedad, mayor de edad, ha promovido.

El objetivo fue aproximarse a las perspectivas que tienen los jóvenes sobre valores como la honestidad y la justicia. A los estudiantes de las distintas carreas técnicas del CONALEP se les presentaron casos en los que debían manifestar su grado de justificación o reprobación. Tuvieron dos opciones aprobatorias: “Se Justifica” y “Se justifica en parte”; y dos reprobatorias: “Desapruebo en parte” y “Desapruebo”. Para efectos del presente reporte, agrupé las posturas aprobatorias por una parte y las de reproche en otro. Aprovecho para aclarar que las cantidades faltantes para completar el 100% pertenecen a quienes decidieron no responder y que el 62% de las personas entrevistadas son mujeres.

En la mayoría de los casos los jóvenes desaprobaron los comportamientos ofrecidos, sin embargo, no en la misma magnitud. Por ejemplo, en el tema de “comprar algo robado” fue ligeramente menos justificado que “comprar piratería”, de tal suerte que un 68% desaprobó el primer caso, frente a un 61% que desaprueba la adquisición de artículos producidos sin autorización.

Un 85% desaprueba “dar mordida” frente a 69% que rechaza “golpear a un delincuente para que confiese”, es decir, justifican más los golpes que la corrupción. En contraste, “que los padres les peguen a los hijos para corregirlos” es la segunda conducta desaprobada por los estudiantes, a pesar de ello es 8% más justificado que dar mordida.

La respuesta que causó mayor conflicto fue la de “quedarse con un dinero que encuentres”, la cual presentó las opiniones más divididas: el 51% los justifica y un 44% dio opiniones desaprobatorias.

Ante estos resultados, Lilia Del Carmen Hernández Rodríguez, estudiante de psicología de la UDT, comentó que en el reporte se refleja el hecho de que la mayoría de los estudiantes encuestados son de sexo femenino, aclaró que “las mujeres tienden a rechazar de manera más inmediata las conductas jurídicamente castigadas como comprar algo robado o dar mordida”. Abundó que hay conductas que tienen perspectivas diferentes entre hombres y mujeres, como muestra de ello está el uso de la violencia, “pero hay otros en los que no necesariamente existe una relación entre sexo y comportamiento como quedarte con algo que encuentres en la calle”.

El estudio no habla de lo que hacen los adolescentes, sino de lo que piensan de dichas conductas. Al respecto, Hernández Rodríguez expresó que “no hay que perder de vista que una cosa es que piensen que algo está mal y otra cosa que no lo hagan, como el caso de -ofrecer dinero- a un policía que los pretende infraccionar porque conducen sin tener licencia o la edad reglamentaria para hacerlo”.

Si bien la muestra del estudio fue diseñada para representar a los jóvenes del centro de estudios referido y no a todos los adolescentes paceños, no deja de darnos una idea de lo que implican la formación familiar y la promoción gubernamental; al mismo tiempo, habla del trabajo que deben reforzar o modificar los padres de familia y las instituciones que promueven valores entre los jóvenes. En este sentido, morder, comprar y golpear son conductas sin aprobación entre los menores, pero no por todos, ni en la misma magnitud. Los invito, vamos a reflexionar.

Categorías: Ejecutivos BCS Julio 2013

Añade un comentario

¡Vaya!

Oops, you forgot something.

¡Vaya!

Las palabras que has introducido no coinciden con el texto. Inténtalo de nuevo.

Already a member? Iniciar sesión

0 comentarios